jueves, 28 de marzo de 2013

Las matriculaciones descienden el 10 por ciento en noviembre y marcan un ambiente de recesión



Se revisan a la baja las previsiones de aumento del mercado en el conjunto del año. El nuevo importante descenso de las matriculaciones durante el pasado mes de enero ha provocado que la totalidad de los fabricantes e importadores de automóviles de turismo y vehículos de todo terreno se hayan replanteado a la baja las previsiones de crecimientos del mercado nacional para el presente ejercicio. Si a principios de año los menos optimistas se inclinaban por predecir un incremento de las matriculaciones en el entrono de un 5 por ciento, ahora ya todos se conforman con cerrar el ejercicio con cifras similares. Se apuesta por el empate técnico. Las cifras de matriculaciones que ha arrojado el pasado mes de noviembre han supuesto un nuevo e importante descenso respecto a la cifras registradas en el mismo mes del año pasado. La caída, de un 9,95 por ciento, ha sido menos que la esperada. Muchos temían que llegara incluso a un 12 por ciento. Al final, no ha sido tan grave, pero si suficiente como para echar por tierra muchas ilusiones de crecimiento en el conjunto del año. En efecto, en el pasado mes de noviembre se matricularon en España un total de 104.258 automóviles de turismo, es decir, casi un diez por ciento menos que los 115.778 registrados en noviembre. Esta nueva bajada se ha engullido lo que quedaba de subida acumulada de los primeros meses del año. En efecto, en el volumen de los once primeros meses se observa que las cifras de matriculaciones registradas son prácticamente equivalentes.



neumaticos-baratos

En el estancamiento de enero y noviembre se matricularon 1.284.092 turismos, frente a los 1.285.071 del mismo periodo de este año. Es decir, el incremento de este ejercicio sobre el anterior es de únicamente un 0,08 por ciento. A falta de un mes, todos los especialistas del sector se conforman con un empate técnico. Es decir, un incremento o una bajada que, en cifras totales, se sitúe en más o menos un 1 por ciento. Mayor bajada porcentual se registra en los vehículos de todo terreno, cuyo descenso ya se deja notar desde hace algunos meses. En noviembre se vendieron 7.417 vehículos, es decir, un 5,35 por ciento menos que en el mismo mes del año pasado. El acumulado de los once primeros meses es de 81.034 automóviles. Entre enero y noviembre la caída porcentual de los todo terreno ha sido del 4,67 por ciento, ya que en estos meses del pasado año se llegaron a vender 85.001 unidades. Según los datos de la asociación de constructores Anfac, la tendencia a la baja se aprecia todavía más en lo que respecta a la demanda de particulares y empresas no alquiladoras, cuyas matriculaciones, en lo que va de año, presentan ya un balance anual negativo de alrededor de un punto porcentual. Esta tendencia contrasta con la actividad creciente del sector de alquiler de automóviles de turismo, que siguen mostrándose claramente expansivo. Las mismas fuentes confirman que en este sector el crecimiento del mercado puede calcularse en torno al 7,7 por ciento. Por otro lado éste estancamiento está afectando también a muchos otros sectores como el de la venta de neumáticos (si quieres conocer información sobre los neumáticos baratos que hay en el mercado entra en www.neumaticosbaratos.esy.es).

 La mayoría de estas compras se realiza a fabricantes con producción en España. Presente y futuro Mientras que las cifras que se manejan parecen augurar un cierto pesimismo para los próximos meses, el conjunto de la industria del motor espera aún años de bonanza gracias a las fuertes inversiones realizadas en mejora de fábricas, lanzamiento de nuevos modelos y modernización de equipos de ventas, para afrontar la demanda previsible que protagonizarán los países en vías de desarrollo. En una conferencia pronunciada en Madrid hace días por Giovanni Agnelli, en el foro de la Fundación Barreiros, el Presidente de Honor del Grupo Fiat reconoció que los mercados de los países desarrollados están ya saturados, pero que los países en desarrollo se encuentran en un estado de motorización similar al de Europa de hace 30 años, por lo cual queda mucho camino por recorrer hasta llegar en grandes zonas del planeta hasta los 600 coches por cada mil habitantes que se registran actualmente en los países económicamente más fuertes. Pero a corto plazo, concretamente en diciembre, las previsiones no son nada halagüeñas. Todos los observadores prevén un descenso espectacular de las ventas en diciembre, debido a que el nuevo Plan Prever que paga hasta 120.000 pesetas por chatarrear un coche de gasolina con más de diez años entra en vigor en de enero. La diferencia de 40.000 pesetas respecto al actual Prever hará que se retrase la decisión de compra algunas semanas. Verdaderamente no es un problema muy grave, ya que lo que se deje de vender en diciembre se recuperará en enero. Pero esta recesión circunstancial provocará que las matriculaciones de diciembre vuelvan a arrojar importantes porcentajes negativos y que, en consecuencia, se resientan las cifras de cierre de ejercicio, a pesar del «efecto escaparate» que suelen hacer todas las marcas en estas fechas.

Por otro lado, si somos objetivos y lo pensamos fríamente, llegamos a entender y tratar como algo normal este decremento en la matriculación de los vehículos en nuestro país puesto que el precio del carburante está en alza cada día más y más.
¿Es la gasolina un lujo?